Dónde vive el ajolote – ¿Eterna infancia?

El ajolote vive en el fondo del lago Xochimilco. Una criatura por demás especial, puesto que se mantiene en una infancia eterna toda su vida.

ajolote

¡Estado que no le impide procrear!

El ajolote tiene una notable capacidad de regeneración:

Si alguna parte de su cuerpo se lesiona, o pierde una extremidad, las heridas sanan rápidamente y, después de un tiempo, una extremidad nueva reemplaza la perdida.

Así, pueden crecer nuevas patas y una cola si las pierde de repente.

Razón por la cual son objeto de investigación científica.

Los científicos los están investigando con sumo cuidado para convertir en realidad, algunos de los sueños de la humanidad.

Ajolote

¿Es un pez, un lagarto o un tritón? De hecho ¡es un tres en uno!

Puede respirar bien por branquias como los peces o bien por pulmones como los humanos.

El ajolote es una larva neoténica de algunas especies de ambistomas, anfibios de la familia Ambystomatidae del orden Caudata.

Los ambistomas son conocidos por su etapa larvaria: el ajolote (Ambystoma mexicanum), que fue sumamente utilizado como animal de laboratorio en varios estudios, después de lo cual llegó a los acuaristas.

No es una especie de animal separada, sino la larva del ambystoma anfibio de cola.

La neotenia es la capacidad de los organismos para alcanzar la madurez sexual y reproducirse en la etapa larvaria o temprana del desarrollo.

Esta habilidad la poseen algunos:

  • Anfibios.
  • Gusanos.
  • Artrópodos.
  • Musgos.
  • Helechos.

La larva del ambistoma terrestre es una criatura muy grande: alcanza los 30 cm de longitud.

ambistomas

Por otro lado, viven sorprendentemente mucho tiempo: 10 a 15 años en cautiverio; sin embargo, pesan muy poco, unos 300 gramos.

Neotenia – una infancia eterna de los ajolotes

En la traducción del griego, literalmente «juventud extendida».

La característica principal de los ajolotes.

Por lo general viven toda su vida en forma de larva y alcanzan la madurez sexual, sin sufrir metamorfosis y sin convertirse en adulto, son capaces de reproducirse.

Este fenómeno se observa debido a las peculiaridades del funcionamiento de la glándula tiroides en estos anfibios, que produce una pequeña cantidad de la hormona tiroxina.

Pero esa es otra historia.

Apariencia de los ajolotes

La cabeza de la larva es muy ancha en comparación con el resto del cuerpo, la boca también es ancha y los ojos pequeños.

En las patas delanteras hay 4 dedos, en las patas traseras 5.

Quizás una de las características más notables de la apariencia de los ajolotes es la apertura de su boca.

Es una hendidura ancha colocada de tal manera que, cuando se mira de frente, se asemeja a unos labios doblados en una sonrisa.

Esta sonrisa es la que ha conquistado a muchos amantes de los anfibios.

El ajolote recuerda a un pequeño dragón

La atención se centra especialmente en las branquias externas largas y esponjosas ubicadas a los lados de la cabeza, que puede presionar contra la cabeza y sacudirse, lo que hace que realmente parezca un pequeño dragón.

Respiración

La respiración de un ajolote se lleva a cabo simultáneamente por las branquias y los pulmones.

Si la cantidad de oxígeno en el agua disminuye, las branquias pueden atrofiarse parcialmente y la larva cambia a respirar con ayuda de los pulmones.

Por el contrario, cuando hay suficiente oxígeno en el agua, las branquias vuelven a funcionar, dejando inoperativos los pulmones.

La cola del ajolote es aplanada lateralmente, ancha y larga, un rasgo característico de las larvas acuáticas de los anfibios con cola y las convierte en excelentes nadadores.

Sin embargo, por lo general estos animales se asientan en el fondo y se mantienen prácticamente inmóviles en anticipación de la presa.

ambistomas

El color del ajolote es sumamente notable y su apariencia preciosa.

El cuerpo es de color verde pardusco con muchas pequeñas manchas oscuras. Esto es especialmente notable en especímenes jóvenes.

El abdomen es claro, a veces totalmente blanco. En la naturaleza, hay especímenes negros, grises y marrones. En ocasiones se puede ver un ajolote albino totalmente blanco.

Habitat del ajolote

Los ajolotes son endémicos de dos lagos mexicanos de alta montaña: Cholca y Xochimilco.

Están ubicados a una altitud de más de dos mil metros sobre el nivel del mar. El área cercana al segundo lago a menudo se llama la «Venecia de México».

Los aztecas construyeron islas flotantes en este territorio, las «chinampas», conectadas por una red de canales.

Hoy en día, esta es una de las zonas más hermosas de la Ciudad de México donde se cultivan masivamente plantas ornamentales.

Una densa red de canales conecta toda el área y es un lugar muy conveniente para la vida y el movimiento tanto de los ajolotes como de los ambistas adultos.

Los ajolotes prefieren la vegetación densa y profunda.

En estos depósitos de flujo débil, la temperatura del agua generalmente alcanza los 13-15 ° C y, a veces, desciende a 6-7 ° C.

Dieta del ajolote

Los ajolotes en la naturaleza comen invertebrados acuáticos, peces pequeños, anfibios, caracoles y crustáceos.

Estos anfibios reaccionan al movimiento de sus presas, sus ojos están dirigidos hacia arriba.

Una forma interesante de alimentarse: succionan la comida con la boca y luego la muelen con dientes pequeños y el paladar.

En las condiciones del acuario, las larvas que acaban de nacer se alimentan primero con dafnias y camarones de salmuera, cuando crecen un poco, con gusanos de sangre, tubificidaes.

Los ajolotes adultos deben alimentarse cada 2-3 días.

Su dieta incluye gusanos de sangre, larvas de mosquito blanco, grillos vivos, filetes de pescado, camarones y carne de mejillón.

Como se mencionó anteriormente, a veces los peces pequeños, por ejemplo, los guppies, actúan como alimento vivo.

Algunas personas les dan trozos de ternera o corazón de res.

Si son ricos en proteínas, el sistema digestivo de los anfibios no está adaptado para digerirlo, por lo que es mejor dar preferencia a los alimentos balanceados.

Reproducción y cría de los ajolotes

Criar ajolotes en casa no es particularmente difícil, e incluso aquellos que tienen este anfibio único por primera vez pueden intentar tener descendencia.

La madurez sexual de las larvas se produce a la edad de un año. La fertilidad máxima se observa a la edad de 2-3 años.

Los anfibios mayores de 6 años se reproducen cada vez menos.

Ajolote

La hembra puede tener descendencia 2-3 veces al año, los machos pueden participar en la reproducción con mucha más frecuencia.

Antes de la reproducción, los machos y las hembras deben mantenerse separados durante varias semanas y la temperatura del contenido debe reducirse varios grados.

Es conveniente proporcionarles alimentos ricos en proteínas, después de lo cual se colocan en un acuario de desove separado.

El macho deposita los espermatóforos en el suelo, donde la hembra lo recoge.

Después de la fertilización, pone huevos del tamaño de un guisante, su número total puede llegar a 1000 unidades.

Lecturas sugeridas en torno a dónde vive el ajolote

Deja un comentario